UN LINAJE QUE BAJÓ DEL CIELO

Un Chimalpopoca, guardián de los restos de Cuauhtémoc

Un Chimalpopoca, guardián de los restos de Cuauhtémoc

 Uno de los linajes sanguíneos más antiguos de los mal llamados “aztecas”(1) que continúa hasta la actualidad es el de los Chimalpopoca. Históricamente, vinculados a las castas gobernantes (una Chimalpopoca era esposa de Cuauhtémoc, el último Huey Tlatoani mexica). Aún hoy, existen Chimalpopoca distribuidos por todo el Eje Central Volcánico mexicano y, de hecho, es una rama de esta familia la custodia de los sagrados restos del mismo Cuauhtémoc, en Ixcateopan.

Uno puede preguntarse porqué esa pertenencia a un linaje sagrado. Y la respuesta puede estar en la etimología del apellido. El nahuatl –la lingua franca del Anahuac- es un idioma de aglutinación (como la mayoría de las lenguas amerindias, tal como el guaraní avañe-é, por caso) donde nuevas palabras nacen por la agrupación de otras, cada una con significado propio para construir un significado de conjunto. Así, Chimalpopoca conjuga “Chimalli” (escudo), “Popo” (Humo, como en el volcán Popocatepetl –“el cerro que humea”- o “popoxcomi” –el sahumador donde se quema el incienso-) y “Ca” (Gente). Por lo tanto, “gente del escudo humeante”. No puedo dejar de pensar en el típico OVNI lenticular…..
(En la foto, un Chimalpopoca es guardián de la ighlesia de Ixcateopan, donde descansan los restos de Cuauhtémoc, durante mi visita a la misma)
 
(1) ) Efectivamente, mal llamados así porque el término “azteca” es espúreo, tanto, que la primera menciòn escrita del mismo corresponde a un momento tan tardío como 1801. No eran “aztecas” quienes vinieran de “Aztlán”, la mítica tierra original, ya que de ser así serían, en todo caso, “aztlanecas”. No eran “aztecas” los enemigos de Cortés, los habitantes de Tenochtitlán, que era, precisamente, “tenochcas” y, más genéricamente, “mexicas”. Su empleo es parte de la “desculturalizaciòn” programada desde el fondo de las edades: como en el caso de los “tobas” (en realidad, “Qöm”, porque “toba” significa salvaje”) y “Comechingón” (en puridad, “henia-kâmiare”, ya que “comechingón” significa despectivamente “vizcacha”) en nuestro país.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s